miércoles, 20 de abril de 2016

Alimentos para desintoxicar tu cuerpo

Dieta desintoxicante para adelgazar


Dieta desintoxicante para adelgazar
Desintoxica tu cuerpo y adelgaza

La dieta de desintoxicante para adelgazar también es buena para eliminar desechos que no son buenos para nuestro organismo. Además, está hecha a base de alimentos que permiten tener una limpieza natural del cuerpo, debido a que todos los nutrientes disuelven tóxicos que se han ido acumulando en el cuerpo a lo largo de las comidas.
  
Tienes varias opciones para seguir la dieta desintoxicante, pero una de las principales será los alimentos que consumas, ya sean frutas, verduras, carnes u otros afectarán a tu objetivo de perder peso. Además, será necesario beber entre 2,5 y 3 litros de agua al día.

En caso de que no se desee beber agua sola tienes la opción del té verde, el cual es un gran antioxidante y conlleva muchas propiedades diuréticas o el nuevo té Herbalife. Está altamente recomendado por ser parte de dietas para adelgazar en poco tiempo gracias a sus propiedades dietéticas y depurativas.

Frutas (Zumos para el desayuno)


zumo de fruta natural para el desayuno
Zumo de fresa y sandia

Aquí vale cualquier tipo de fruta, pueden ser frutas frescas, frutas congeladas, frutas enlatadas, secas, en zumos, etc. Puede elegir entre ellas las naranjas, manzanas, kiwis, peras, melocotones, piña, uvas, mango, limón, plátanos, arándanos, sandía, melón, etc. Todas las frutas habidas y por haber. Los zumos de frutas que prepares deben ser 100% naturales y sin tener que añadirles azúcar, en todo caso utilizar Stevia o algún edulcorante que tengas a mano.

Verduras (Ensaladas para la cena)


Ensalada de hojas y verduras
Ensalada para una cena ligera

Consume todas las verduras frescas que quieras, enlatadas en agua (sin sal) o incluso congeladas. Pueden ser tomates, champiñones, hojas de lechuga, col, berros, zanahorias, cebollas, espinacas, remolachas, pepino, coliflor, brócoli, pimientos, nabos, puerros, guisantes, etc. La verdura que se te ocurra o la que prefieras.

En este punto debemos prestar especial atención al repollo y a los espárragos. ¿Por qué? Los espárragos son muy eficaces cuando de desintoxicar el cuerpo se refiere, funciona como antinflamatorio, ayuda a drenar el hígado y elimina las toxinas del cuerpo más rápidamente. Y el repollo actúa como potente diurético al mejorar la labor de filtrar los alimentos tóxicos que a veces consumimos y eliminar los deshechos.

Las legumbres y tubérculos (Para las comidas principales)


Las legumbres depuran el cuerpo
Bol con garbanzos crudos

Las legumbres son excelentes cuando de depurar el cuerpo se trata, y aporta un alto porcentaje de proteínas de origen vegetal muy útiles para nuestro organismo. Puedes consumirlas en enlatadas o secas. Se incluyen las lentejas, garbanzos, judías blancas, judías rojas, etc. Y todos los tubérculos que encuentres en el mercado como la patata.

Tofu y Seistán (Acompañamiento del almuerzo)


El tofu es rico en proteínas vegetales
Tofu, alimento con proteínas vegetales

El Seistán es extraído del gluten de trigo, que al ser cocinado se asemeja mucho a la textura de la carne animal. Otorga grandes cantidades de proteínas vegetales a la persona que lo consuma. Por otra parte, el tofu es el llamado queso de soja gracias a su consistencia. Aporta muchas proteínas sin colesterol y es consumido mayoritariamente por los países orientales.

Cereales (Para el desayuno)


Avena, cereal rico en fibra
Cereales, copos de avena

Puedes espolvorear avena entera sobre fruta cortada en trozos con miel sobre ella. Puedes preparar galletas de centeno, de arroz o de avena.

El Pescado (acompañamiento de la cena)


El pescado es rico en omega 3
Cena saludable, pescado

Puedes comer cualquier pescado fresco, como el atún, caballa, bacalao, trucha, merluza, lenguado, pez espada, langosta, gambas, etc. También son válidas las conservas de pescado al agua sin aceite. Asimismo, también es ideal para las dietas depurativas.

Los frutos secos (Para la merienda)


Frutos secos sin tostar y sin sal
Nueces, avellanas y almendras

Consume los frutos secos crudos, sin tostar y sin añadirle sal alguna. La sal puede hacerte retener líquidos e hincharte sin la consumes en exceso, es mejor evitarla. Pueden ser avellanas, nueces, pistachos, piñones, almendras, etc. También cuentan las semillas de la calabaza o del girasol, las pipas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario