martes, 30 de mayo de 2017

Consejos para preparar la ensalada en una dieta



Uno de los aspectos principales al cuidar de la alimentación en una dieta, corresponde en prestar mucha atención al cómo se están preparando las ensaladas y el tipo de decisiones que se toman en relación con ellas.

En ese orden de ideas, más allá que se trate de dietas proteicas o de cualquier otra variante, en este caso es fundamental que usted decida de modo inteligente cómo va a preparar su ensalada.


¿Qué se recomienda hacer al preparar una ensalada?




  • Siempre habría que agregar alguna hoja de color verde oscuro. Algunas de las sugerencias son la espinaca y la rúcula. Esto se debe a que son un tipo de ingrediente que no sólo aporta en sabor, sino en nutrientes.
  • La lechuga iceberg es otra opción, ya que aporta mucho en agua, motivo por el que la ensalada va a quedar voluminosa y agradable al gusto.
  • Siempre es importante buscar innovar con la ensalada, ya que si usted siempre elige ingredientes que son sosos o aburridos, lo más probable es que al final intente usar un aderezo para dar sabor, lo que en definitiva sólo hará perder parte de las propiedades de la ensalada.

Sobre los aderezos, la ensalada y una buena dieta




Este es un elemento sobre el que se debe prestar mucha atención, pues usted puede volverse loco con este ingrediente extra, al verse motivado a darle algo de sabor a su preparación.

La recomendación es que usted se haga consciente y mida todo lo que haga para que no añada porciones innecesarias a sus comidas que sólo van a perjudicar el buen rendimiento de la ensalada.

Una sugerencia es utilizar el aguacate como una alternativa para darle sabor a la ensalada y que a la vez siga siendo una comida de alta calidad nutricional para el organismo.

Una ensalada fresca es mejor




Puede parecer una de esas frases que siempre se mencionan, pero usted debe fijarse que cada uno de los ingredientes que va a usar estén frescos y sean de buena calidad, ya que en caso contrario de nada servirá que se trate de espinaca o rúcula, pues su valor nutricional será ínfimo.

Finalmente, preste atención al punto de cocción de los vegetales, pues en caso de sobrepasarse en este aspecto, lo único que se va a conseguir es que la comida pierda parte de su sabor y de sus nutrientes. En otras palabras, el aporte al cuerpo será mínimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario