martes, 23 de mayo de 2017

Los beneficios de la miel en una dieta para bajar de peso



Para quienes no conozcan sus propiedades nutricionales, afirmar que la miel sirve para adelgazar puede sonar inicialmente como un postulado falso. Pues bien, lo cierto es que la miel cuando es empleada del modo correcto, puede ser un muy buen elemento para cumplir con una dieta saludable.


El uso de la miel en una dieta para bajar de peso


De acuerdo con las afirmaciones de varios grupos de médicos, si se da inicio con una rutina en la que se consume una cucharada de miel cada noche, en unas cuantas semanas se podrán ver resultados positivos en cuanto a adelgazar respecta.

Ahora bien, hay que resaltar al respecto que no se trata de un milagro adelgazante, sino que la miel produce cambios metabólicos con los que se logra bajar unos cuantos kilos de más. Como primera medida a resaltar, es que por sus características es la excusa perfecta para reducir los antojos por comer algo dulce.



Por otro lado, la cantidad de azúcar que contiene la miel, es la suficiente para calmar la ansiedad por el chocolate o en su defecto un pastel pequeño, con el plus que su calidad nutricional es mayor y no va a generar ningún tipo de dependencia.

En relación con el último punto mencionado, existen investigaciones en las que se anota que la miel cuenta con azúcares naturales con la capacidad para hacerle saber al cerebro que el organismo ya recibió la dosis suficiente de dulce en el día.

Beneficios a nivel mental


La información anterior es clave si se piensa que entre los obstáculos para bajar de peso más comunes, destacan las dificultades para evitar consumir alimentos azucarados y procesados porque las personas desarrollan un cierto nivel de dependencia. Además, es una de las razones por las que el número de obesos en el mundo crece día a día.



En caso que se quiera ir al apartado mental, la miel actúa como una especie de alimento antiestrés y de reductor de los niveles de ansiedad, es decir, un símil al chocolate, pero sin que se deba exponer al organismo a los efectos secundarios de consumir este tipo de alimentos.

En conclusión, vale la pena que usted de ahora en adelante modifiqué un poco su rutina y consuma una cucharada de miel antes de irse a dormir, pues así va a saciar el apetito con algo dulce que no va a generar ningún tipo de adicción y a la vez va a permitir que su cuerpo descanse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario