miércoles, 5 de diciembre de 2018

2 bebidas efectivas para adelgazar



En las dietas personalizadas o en cualquier plan de alimentación que esté pensado para el control del peso, siempre se va a hacer alusión tarde que temprano la efectividad de las infusiones para adelgazar, esto debido a que son bebidas con una composición muy interesante para promover este efecto en el cuerpo.


Por lo anterior, en este artículo se recomiendan algunas alternativas que valdría la pena que sean evaluadas, recordando que las infusiones para bajar de peso también deben ser complementadas con una rutina de ejercicios apropiada y una alimentación saludable.

Té verde: Una bebida efectiva para adelgazar




El té verde es muy conocido en el mundo entero por ser una bebida con un efecto antioxidante muy potente, pero también hay que mencionar que se trata de una de las infusiones para bajar de peso que por sus características se puede tomar en cualquier momento del día.

En la medida en que una persona consuma dos tazas diarias de té verde, va a ayudar a reducir la cintura, mejorando la relación entre las medidas de la cintura y la cadera, sin olvidar que disminuye el índice de masa corporal y la cantidad de tejido graso en el cuerpo.

Si se piensa en detalle el efecto mencionado, esto se puede deber a las catequinas y la teína que hacen parte de la composición del té verde, permitiendo a su vez que se acelere el metabolismo y que ayude a bajar de peso, en la medida en que la persona se alimente de manera adecuada y realice ejercicios con frecuencia.

Té de cola de caballo y té de rooibos: Bebida efectiva para adelgazar




Una de las opciones que no es tan conocida por las personas interesadas en bajar de peso e incluso por los propios nutricionistas que hacen parte de este sector, es el té de cola de caballo (y a su vez el té de rooibos).

Los estudios que se han ido realizando en torno a estos tés, se han encargado de demostrar que son un tipo de infusión con un cierto poder diurético que no tendría que ser descartado por las personas, por ende, se puede pensar en ello como una alternativa para evitar la retención de líquidos.

En la medida en que usted elimine los líquidos, puede bajar de peso y hasta va a ser posible que algunas de las medidas se reduzcan, pero se debe tener en cuenta que la cantidad de tejido graso no va a ir disminuyendo con este tipo de estrategia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario